Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Esenios’

Historia de la IglesiaDespués de un largo letargo, hemos decidido volver al ataque, siempre inspirados por los intensos debates en los que participamos ocasionalmente en algunos foros de religión. Y es que este es un tema eterno que teníamos pendiente. Mucho se ha hablado de la influencia de los esenios en el cristianismo primitivo. Por un lado, están quienes abogan por una fuerte relación entre ambas sectas judías, al punto de considerar que existió una dependencia directa entre los esenios y la formación del cristianismo. Baste revisar la amplia bibliografía que defiende la tesis de que el mismo Jesús era, de hecho, esenio. Por otro lado, existe una fuerte corriente de escépticos que niegan el aporte esenio, y aseguran que, visto más de cerca, las semejanzas entre ambas sectas es, de hecho, demasiado superficial como para asumir un origen esenio del cristianismo. No revisaremos aquí estas semejanzas o diferencias – tal vez algún día podríamos hacer tal cosa, pero la tarea es, sin duda, muy desafiante para este humilde trabajador.

Curiosamente, es uno de las figuras más importantes del cristianismo de los primeros siglos, Eusebio de Cesárea, quien da fe de la similitud entre los esenios y los primeros cristianos. Un testimonio, por cierto, involuntario, pero no menos real. En efecto, en su Historia Eclesiástica, II,16-17, confunde la secta de los Terapeutas, una rama egipcia de los esenios, con una secta cristiana. Revisemos sus palabras.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Hace ya algunos años, me introduje en el fascinante mundo de la búsqueda del Jesús Histórico. No personalmente, claro. Indirectamente, a través de viejos libros polvorientos y de otros más nuevos. Uno de los puntos más interesantes a notar, cuando se empieza a cuestionar la historicidad de Jesús – sí, en eso estamos – es saber de dónde proviene entonces su mito. Aclaremos en seguida: poca duda cabe que no proviene del Antiguo Testamento. Las Profecías, en su mayoría, son textos mal comprendidos – o peor aún: mal traducidos. El ejemplo de la virgen que no lo era es el más famoso – ya hablaremos de ello en otra entrada.

Claramente el mito fue encajado en los textos del Antiguo Testamento; no fluye naturalmente de ellos. ¿De dónde entonces? Una respuesta interesante se puede hallar en un controversial libro intertestamentario, muy considerado por los primeros cristianos, hasta su marginación en el Concilio de Laodicea, el 364, y su posterior pérdida. Hablamos, sin duda, del Libro de Henoc. Este libro, reecontrado el Siglo XIX, presenta algunas características muy interesantes de tomar en cuenta a la hora de comprender el pensamiento de algunas sectas judías místicas previas a la llegada de Jesús – tales como los famosos esenios. ¿Qué esperaban? ¿Cómo lo esperaban? Es lo que veremos a continuación.

(más…)

Read Full Post »